Home >> Deportes >> Intercambio cultural a través del futbol
Jueves, 16 de Octubre de 2014
Intercambio cultural a través del futbol

Un ex jugador nacido en Nago, Okinawa, y actual técnico, se encuentra en Buenos Aires con el fin de contactarse con jugadores nikkei.

Ryota Henzan, oriundo de Nago, se encuentra en Buenos Aires con la intención de contactarse con jóvenes nikkei, con el fin de realizar un intercambio cultural, aunque a través del futbol, el deporte por excelencia en la Argentina.
Como muchos apasionados del deporte, Henzan, de 25 años, comenzó a jugar a la pelota a los seis, practicando y aprendiendo en la escuela y clubes de Nago, y a los 18 se interesó por la dirección técnica.

Empezó a dirigir en la Universidad de Chukyo, y en el 2011 viajó a Sudamérica para perfeccionarse. Hace casi dos años que está en Brasil realizando una pasantía en el Sport Club Corinthians de San Pablo, equipo que milita en la Serie A del Campeonato Brasileño.
En agosto pasado, sin embargo, viajó a Buenos Aires con el interés de conocer jugadores nikkei que estén participando (o no) en clubes del país, para poder contactarlos, en principio, con el Ryu Kyu Soccer, club de la tercera división de la Japan League. Además, si existiera la posibilidad de poder presentarlos a la divisiones superiores, se podría lograr el acercamiento y recomendar a los dirigentes de la primera.
Los que estén interesados deberán contactarse a través de un mail a Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla (en lo posible, facilitarle material en video).
Según Henzan, proyecta a futuro que los nikkei argentinos puedan viajar a Okinawa para probar suerte con el fútbol en la isla y, asimismo, que los jóvenes okinawenses que están practicando el deporte puedan venir a aprender una temporada en el país de Maradona y Messi.
Su sueño, dice, es poder llegar a ser un  puente entre Argentina y Okinawa través del fútbol y comenzó a dar los primeros pasos.

 

F.C. RyuKyu

Club fundado en 2003, la mayoría de los jugadores que inicialmente se unieron al club provenían del Okinawa Kariyushi FC después de una ruptura con su gestión, que estaban vinculados a la cadena hotelera Kariyushi. En su primera temporada (2003) ganaron el campeonato de la prefectura de Okinawa, División 3N. Se les permitió saltar a la División 1 en la siguiente temporada, y nuevamente lograron terminar en la parte superior de la tabla.
Para el 2005 pertenecían a la Liga Regional de Kyushu (Kyu League). Después de terminar segundos y ganar la Liga Regional de play-off, fueron promovidos al JFL y se convirtieron en el primer equipo de fútbol de Okinawa que juega en una liga nacional.
Su color del equipo es ocre rojo (una sombra de pigmento rojo). Okinawa tiene una estrecha relación con el color, ya que se aplica a un lugar destacado en el Castillo de Shuri, uno de los edificios históricos más emblemáticos de la zona.
En su cresta se ven un par de Shisas, criaturas imaginarias que son como talismanes de la zona.