Home >> Especiales >> Japón >> No tan adictos al trabajo
Miércoles, 05 de Junio de 2013
No tan adictos al trabajo

Japón ocupa la posición 21 en un ranking elaborado por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) que mide el bienestar social y económico de los habitantes de un país.
La OCDE evaluó a 36 países, entre industrializados y emergentes (como Brasil, por ejemplo), siguiendo indicadores en once ámbitos: vivienda, ingresos, empleo, comunidad, educación, medio ambiente, compromiso cívico, salud, satisfacción ante la vida, seguridad y balance entre vida y trabajo.

Japón ostenta índices superiores a la media de naciones de la OCDE en varios aspectos. El ingreso promedio por hogar asciende a 24.177 dólares anuales (la media es de 23.047 dólares). No obstante, la brecha entre los que más tienen y los que menos tienen es grande: el 20 por ciento de los más ricos gana más de seis veces más que el 20 por ciento de los más pobres.
El nivel educativo de los japoneses también es superior al promedio. Sus estudiantes tienen una calificación de 529 puntos en lectura, matemáticas y ciencias en el Programa para la Evaluación Internacional de Estudiantes (PISA); la media de la OCDE asciende a 497.
Sin embargo, los japoneses califican con un 6 su nivel de satisfacción con la vida (en una escala de 0 a 10), por debajo del 6,6 de promedio. Lo curioso es que, pese a la fama de adictos al trabajo que tienen los japoneses, su promedio de horas trabajadas (1.728 al año) es inferior a la media (1.776).
Los diez primeros puestos en el ranking son ocupados por: 1) Australia. 2) Suecia. 3) Canadá. 4) Noruega. 5) Suiza. 6) Estados Unidos. 7) Dinamarca. 8) Holanda. 9) Islandia. 10) Reino Unido.