Sábado, 24 de Marzo de 2018
Algunas imágenes de los 120 años de Amistad entre la Argentina y Japón en la ex ESMA
Escrito por Nora Goya   

“KIZUNA”, la exhibición fotográfica que recorre las relaciones bilaterales entre ambos países desde 1898 pasó por el Archivo Nacional de la Memoria.

“17 nombres”, así se titularon las caligrafías realizadas por el artista japonés Hamano Ryuho, que tienen como eje los nombres de los 17 desaparecidos de la colectividad japonesa durante la última dictadura cívico militar. Estas obras formaron parte de la muestra “Kizuna: Postales Históricas de los 120 años de amistad entre Argentina y Japón, inaugurada el 1 de marzo en el Archivo Nacional de la Memoria (ex ESMA).

“La historia de la presencia de los japoneses y su integración en Argentina también incluye estas páginas protagonizadas por jóvenes que también soñaban con una sociedad mejor, y como estudiantes -algunos próximos a convertirse en médicos, periodistas o arquitectos-, otros abogados, trabajadores sociales, obreros, docentes, vieron sus vidas y sueños truncados violentamente", señaló Cecilia Onaha, directora del Archivo Histórico de la Colectividad Japonesa en la Argentina.
Esta exhibición itinerante que reunió documentación testimonial sobre las relaciones diplomáticas entre Japón y Argentina desde 1898, con la firma del Tratado de Amistad, Comercio y Navegación entre ambos países, había sido expuesta en el Centro Cultural Kirchner a fines de febrero.
A pocos días de conmemorarse el aniversario del comienzo de la última dictadura cívico militar, el público que asistió a la inauguración pudo percibir algo más que las caligrafías expuestas. “Es quizá difícil de comprender, pero podría explicarlo así: lo que no se ve es lo que uno siente”, supo decir Ryuho, quien en 2016 expuso en el Espacio Cultural de la Biblioteca del Congreso de la Nación
La exhibición Kizuna, que fue auspiciada por el Centro Cultural e Informativo de la Embajada del Japón en Argentina, y organizada por el Archivo Nacional de la Memoria con la colaboración de la Federación de Asociaciones Nikkei en Argentina (FANA), estuvo dividida en ocho bloques realizando un recorrido histórico que incluye una reproducción del Tratado de Amistad, Comercio y Navegación en japonés,  español e inglés; fotos de comerciantes japoneses en Buenos Aires, y de argentinos que atraídos por el arte japonés compraron distintos objetos. Algunas de estas piezas actualmente forman parte de la colección del Museos de Arte Oriental y Arte Decorativo de la Nación.
Actualmente “65 mil descendientes de japoneses están haciendo muchos trabajos como puente de amistad entre Argentina y Japón para difundir la cultura, el deporte y la gastronomía japonesa”, sostuvo el embajador del Japón, Noriteru Fukushima.
Asimismo, la muestra cuenta con imágenes sobre inmigrantes japoneses que se establecieron en distintas provincias argentinas, con fotos tomadas por los marinos argentinos en Japón y con documentos sobre la cooperación técnica, como la cesión de dos buques construidos para la Armada Argentina en los astilleros de Ansaldo en Italia.  Las actuaciones de estas embarcaciones en la guerra ruso japonesa fueron muy significativas y aún recordadas en la actualidad.
La exhibición también contó con fotos del establecimiento de la sede diplomática japonesa en Buenos Aires, con imágenes de la ayuda humanitaria enviada por la Fundación Evita, y de las donaciones enviadas por la colectividad japonesa en Argentina a los sobrevivientes de la Segunda Guerra Mundial.
La relación entre ambos países continuó fortaleciéndose con las visitas de personalidades destacadas, como el Premio Nobel de física Hideki Yukawa, en 1958, y la visita a Japón del Premio Nobel de Medicina, Bernardo Houssay, en 1963.
También esta muestra documentó los viajes realizados por altos funcionarios de ambos países, como la del primer ministro Nobusuke Kishi, y la visita a Japón del presidente Arturo Frondizi, en 1961. Los príncipes herederos estuvieron en Argentina en 1967, en lo que fue la primera vez que miembros de la casa imperial visitaron el país. El príncipe Takamado estuvo en Argentina en 1991, 2008 y 2013, y el príncipe Akishino en 1998 y 2014; el emperador y emperatriz del Japón en 1997.
En 2016, la vicepresidenta Gabriela Michetti estuvo en Japón, y el primer ministro Shinzo Abe visitó Argentina; un año después, el presidente Mauricio Macri viajó el país asiático.
El último bloque de la exhibición representó el presente y el futuro flexible de las relaciones entre ambos países, con imágenes de los jugadores de Boca, de una mateada en Tokio de becarios argentinos, de la delegación argentina participante de la Confraternidad Deportiva Internacional Nikkei Chile 2018 y del 90° Aniversario del Instituto Privado Argentino Japonés Nichia Gakuin, en 2017.