Home >> Especiales >> Japón >> ¿Por qué algunos viven más allá de los 100 años?
Viernes, 16 de Junio de 2017
¿Por qué algunos viven más allá de los 100 años?

GENES identificados que podrían determinar la larga vida y el “anti-envejecimiento”.

Científicos del Instituto Metropolitano de Gerontología de Tokio, en la Universidad de Keio, han identificado características específicas de un gen que podría dar la llave para vivir más allá de 100 años. Según los investigadores, los centenarios y aquellos cercanos a esa edad comparten características específicas de un gen que ayuda a detener la propagación del cáncer y formar huesos.

"El gen que identificamos recientemente no es el único agente que determina la longevidad", dijo Masashi Tanaka, jefe del Departamento de Laboratorio Clínico del instituto. "Pero creemos que, de alguna manera, desempeña un papel en el anti-envejecimiento".
Aunque el ejercicio adecuado y la nutrición juegan un papel importante en si una persona llega a una edad avanzada, los expertos también creen que los genes con los que se nace también representan el 20-30% de los factores que determinan su vida útil. Los investigadores recolectaron sangre y otras muestras para obtener información genética sobre un grupo de 530 sujetos de 95 años o más, la mayoría de los cuales eran mayores de 100, y otro grupo de 4312 sujetos menores de 80 años.
A continuación, se realizó un análisis exhaustivo de aproximadamente 240.000 sitios donde sus bases de ADN son diferentes.
A fines comparativos, los científicos también estudiaron a 952 chinos, entre los cuales 447 tenían por lo menos 95 años.
Además del gen de la apolipoproteína E, o APOE, que se cree está relacionado con la larga vida, los investigadores encontraron que las personas que disfrutan de la longevidad también compartieron características en un gen conocido como CLEC3B, el cual se asocia a la creación de la tetranectina, una proteína que está implicada en la metástasis de los tumores malignos y la formación ósea.
La investigación encontró que la proporción de los japoneses extremadamente viejos cuyas bases de ADN de adenina en la parte específica de CLEC3B fueron reemplazados por guanina, fue del 26%, mientras que la cifra para sujetos ordinarios fue del 19%.