Miércoles, 08 de Febrero de 2017
Repensar y formar parte
Escrito por Nora Goya   

LA IDENTIDAD Y LAS DIFERENCIAS y similitudes con otros descendientes de japoneses de América Latina son algunas de las preguntas que se plantean los becarios antes de conocer el país de origen de abuelos o bisabuelos. Ante estas inquietudes, el gobierno japonés, a través de distintos programas y becas, permite a los jóvenes reencontrarse con sus orígenes.

“Primero fue un ensayo escrito, después una entrevista, luego otra entrevista y sin esperarlo había quedado seleccionado para viajar a Japón”.

Con estas palabras, el publicista Agustín Suarez describe cómo fue el proceso de aplicación para el Programa de Invitación a Nikkei de Latinoamérica.  Esta iniciativa, organizada por la Ministerio de Relaciones Exteriores japonés, tuvo como fin la profundización en el conocimiento sobre el país asiático, por lo que Suarez y la licenciada en Letras, Malena Higashi, visitaron entre el 14 y 21 de febrero las ciudades de Tokio y Hiroshima. De este programa, que combino reuniones diplomáticas y actividades culturales, también participaron otros representantes nikkei de Brasil, Perú, Venezuela y México.
Este viaje resulta del trabajo realizado por el embajador japonés en la Argentina, Noriteru Fukushima, quien desde su gestión fomenta la construcción y fortalecimiento de las relaciones entre Japón, la Argentina y la colectividad nikkei. 
Al igual que otros becarios, Suarez y Higashi señalaron que tener orígenes japoneses abre interrogantes, que a su vez seducen y abducen a los nikkei en investigaciones sobre fechas y datos de las inmigraciones japonesas a la Argentina.  Esa curiosidad fue lo que movilizó a Suarez a buscar las cartas que su abuela materna intercambiaba con los familiares de la prefectura de Kochi.  
“Luego de la muerte de mi abuela materna se perdió el contacto con los familiares en Kochi.  Al encontrar las cartas, comenzaron a tener nombre y voz esas personas que formaban parte de la familia japonesa”, cuenta Suarez. Por lo que para este estudiante de japonés del Instituto Nichia Gakuin, esta experiencia no significo “un viaje al exterior, sino al interior”.
Durante el Programa de Invitación a Nikkei, los becarios tuvieron entrevistas con el subsecretario de Gabinete, Hiroshige Seko; el viceministro de Asuntos Exteriores, Hiroshi Kikawada, y participaron de una mesa redonda con la Unión Parlamentaria para el respaldo a las comunidades nikkei en América Latina.  Además, fueron recibidos por el príncipe Akishino y su esposa en su residencia. 
Higashi sostiene que este viaje le posibilitó “repensar la identidad nikkei”.  Esta joven practica la ceremonia del té desde muy pequeña junto a una de sus abuelas en la escuela Urasenke de Buenos Aires. “Recibí de mis abuelas educación y costumbres japonesas”, agrega. Este fue su segundo viaje a Japón, luego de que en 2015, ella conociera la prefectura de Kagoshima y Wakayama, sitios desde donde partieron sus familiares hacia Argentina.
También los becarios participaron de actividades culturales, como una exhibición de Sumo, una visita a la escuela Yoyogi Animation Gakuin y una demostración de la ceremonia del té en Tokio. Finalmente, estuvieron dos días en Hiroshima.
Tras la finalización del programa, Suarez visito Kochi, por lo que pudo conocer los orígenes de su familia. “Hasta ese momento, solo eran historias lejanas, teniendo en cuenta que soy yonsei (cuarta generación)”, dice.  Lo que había comenzado con una búsqueda de su propia identidad lo llevó a un viaje de miles de kilómetros que le permitió entender “los valores y la educación que había recibido de parte de su madre y de su abuela”.
Al regresar de la beca, Suarez conoció el director de la película “The Shining Star of Losers Everywhere”, el neoyorkino Mickey Duzyj. Este film cuenta la historia Haru Urara, un caballo que no podía ganar ninguna carrera.  No obstante, el animal se transformó en un símbolo de esperanza y perseverancia para Japón.  “The Shining Star of Losers Everywhere fue proyectado en octubre en Kochi y está previsto que se presente en el próximo aniversario de Kochi Kenjin Kai en Buenos Aires.
Por su parte, a Higashi este viaje le permitió “construir lazos tanto desde las similitudes como desde las diferencias” con los otros participantes del programa. Actualmente, esta joven es columnista del programa radial Japón Hoy y participa de la Asociación de Ex Becarios de la embajada de Japón en Argentina.