Home >> Especiales >> Cultura >> Conciencia sobre el uso de la energía
Jueves, 11 de Agosto de 2016
Conciencia sobre el uso de la energía

POLÍTICA. Durante la temporada de calor y de frío, en Japón se realizan campañas que recomiendan el uso de ropas más ligeras o pesadas.

Con la llegada del verano, en Japón se inicia una campaña denominada “Cool Biz”, con el fin de ahorrar energía. Entre otras medidas, la iniciativa, a cargo del Ministerio del Medio Ambiente, recomienda a los trabajadores a dejar los trajes y corbatas para usar camisas de cuello abierto y manga corta, y ajustar la temperatura del aire acondicionado a 28 grados en las oficinas.

Coll Biz se practica en Japón desde el 2005, y comenzaba en junio, aunque a partir del 2011, tras la catástrofe de las centrales eléctricas, se adelantó un mes (a mayo) para racionalizar el consumo, y culmina a fines de octubre. 
Ese 2011, además, fue la primera vez en la historia de Japón en el que la industria automovilística cambió turnos para hacer funcionar sus fábricas los fines de semana, cuando el consumo es generalmente menor, mientras el transporte público se redujo y otras empresas modificaron sus horarios para empezar antes la jornada laboral.
Según la III Clasificación Internacional de Eficiencia Energética organizada por American Council for an Energy-Efficient Economy (ACEEE), cuyos resultados se hicieron públicos el pasado 20 de julio, Japón ocupa el segundo puesto en la clasificación mundial de los países con mayor eficiencia energética, un ránking que es liderado por Alemania.

 

También en invierno
El ahorro energético en Japón también se publicita en el otoño y el invierno, a través de otra campaña: “Warm Biz”. En esa época, el gobierno insta a que la temperatura en casas y oficinas no supere los 20 grados, recomienda limitar el uso de calefactores eléctricos, usar ropa de abrigo e ingerir platos calientes, además de instar
Warm Biz comienza en noviembre y dura hasta el 31 de marzo, siempre con el fin de ahorrar electricidad ante una posible situación de escasez energética, y es la continuación de la campaña veraniega “Cool Biz”.
El gobierno nipón busca que el 70 por ciento de las oficinas y fábricas niponas se acojan a la campaña invernal de ahorro de electricidad, en la que se recomienda, entre otras medidas, comer tubérculos y otros alimentos calóricos, cerrar ventanas y evitar corrientes en casa o utilizar ropa de abrigo.
Como claro ejemplo de que las crisis son también oportunidades, muchos negocios de ropa vieron el negocio, ya que esta campaña obliga a llevar al trabajo ropa más caliente y también más informal.