Jueves, 03 de Marzo de 2016
マクリ、南米の新たなリーダー的存在か?

すでに新しい政権になって約70日が過ぎ、海外からの反響はどうだろうか。アルゼンチンはマウリシオ・マクリにより南米の中でも重要な位置を占めることとなりそうだ。
2月中旬にはイタリアのマテオ・レンジ首相が来亜した。興味深いのは、アルゼンチンには多くのイタリア人、そしてイタリア人移民の子孫が多くいるにもかかわらず、過去18年間にわたりイタリアから首相が来亜することはなかったということだ。

先週にはフランスのフランソワ・オランド大統領が来亜、数件にわたり覚書の締結を行った。3月9日にはヨーロッパ連合のフェデリカ・モゲリーニ代表して来亜予定。そしてなによりも3月24日はアメリカのオバマ大統領が来亜する予定だ。そしてマクリもまたダボス、スイスを訪れたほか、ローマではパパ・フランシスコと会合した。また、ガブリエラ・ミチェッティ副大統領はエクアドル、チリ、ウルグアイ、ブラジルを訪問している。

 

下降傾向の中でのリーダーシップ
南米の政治シーンは決してよい時期にあるとはいえない。南米を代表するブラジルでは政治も経済もジルマ・ルセフ大統領にとっては困難の時期といえる。チリではミチェル・バチェレの評価も低い。両国において汚職の問題も顕著だ。ベネズエラは完全なクライシス。130%という世界一のインフレを記録している。ボリビアではエボ・モラレス大統領が4度目に大統領に立候補するために憲法改正を試み失敗した。経済面では世界ではガスと原油の値段が低下。よってこれらの輸出に頼るベネズエラ、エクアドル、ボリビアに影響が出ているというわけだ。この点、マクリの勝利は南米のリーダーとして頭角する機会を秘めている。だが、自国のインフレ、社会的葛藤、ハゲタカファンド、ペロニスモといった問題に直面していることも忘れてはならない。

Macri, ¿el modelo del nuevo líder sudamericano?

Han pasado poco más de 70 días del gobierno nacional y comienzan a verse señales desde el exterior. La Argentina parece ser llamada a cumplir un importante rol en Sudamérica con Mauricio Macri.
A mediados de febrero se produjo la visita del primer ministro italiano, Matteo Renzi. Lo curiosos es que pasaron casi 18 años desde que un primer ministro de Italia no visitaba la Argentina, más aún teniendo en cuenta la cantidad de residentes italianos y los millones descendientes que viven en estas tierras.
La semana pasada se concretó la visita del presidente de Francia, Francois Hollande, con quien se firmó una serie de acuerdos.
Y para el 9 de marzo se espera la llegada de la representante de la diplomacia de la Unión Europea, Federica Mogherini.
Pero la visita más significativa será la del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, prevista para el 24 de marzo.
Todo esto además del viaje que el presidente Macri a Davos, Suiza, y a Roma, para verse con el Papa Francisco, y los de la vicepresidenta, Gabriela Michetti a Ecuador, Chile, Uruguay y Brasil.

Liderazgos en baja
Hay que tener en cuenta también que los mandatarios sudamericanos no están pasando por un buen momento.
En Brasil, país líder natural de la región, el clima político y económico no parece favorable para la presidenta Dilma Rousseff, al igual que lo que ocurre en Chile, en donde la mandataria Michelle Bachelet posee niveles bajos de aprobación. Ambos países se vieron afectados por casos de corrupción.
En Venezuela, la crisis es total, con la mayor inflación del mundo: casi 130 por ciento. Y recientemente, en Bolivia, el presidente Evo Morales sufrió una derrota cuando intentaba modificar la Constitución de ese país para postularse a la presidencia por cuarta vez consecutiva.
En lo económico, hay que tener en cuenta la caída a nivel mundial del precio del petróleo y el gas, y las consecuencias para países como Venezuela, Ecuador o Bolivia, que basan sus economías en la exportación de esos recursos.    
De esta manera, el triunfo de Macri en la Argentina pareciera que da algunos indicios de los cambios que podrían producirse en la región, y la oportunidad de ponerse el traje de líder para el nuevo presidente.
Pero antes, quedan algunas incógnitas: afrontar los problemas internos de inflación, conflictos sociales, fondos buitres y el peronismo.